Palos del Flamenco

Los diversos estilos de este apasionado arte

¿Qué son los palos en el flamenco?

La palabra "palo" generalmente significa “estaca, vara”. Pero en el caso del flamenco tiene el mismo significado que cuando hablamos de los “palos de la baraja” – indica categorías. Es decir, los palos son los diferentes tipos de estilos del flamenco.

Al igual que otros géneros musicales como el rock o el jazz, el flamenco también abarca una amplia y diversa gama de estilos. Estos estilos se clasifican según su lugar de origen, patrón rítmico, tonalidad o temática, además de otras muchas combinaciones. Sigue leyendo para aprender más sobre las ricas variaciones del flamenco.

Patricia Palacios, cofundadora de España Guide
Sobre
PATRICIA PALACIOS
de España Guide
Patricia es una ingeniera convertida en creadora de contenidos que lleva más de una década ayudando a los viajeros a navegar su España natal. Además de en su propia web, sus consejos y recomendaciones han aparecido en BBC Travel, CNN, El País y Lonely Planet, entre otros.

Este artículo puede incluir enlaces de afiliados, lo que nos permite ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti. Para más info, haz click aquí.

Patricia Palacios, cofundadora de España Guide
Sobre
PATRICIA PALACIOS
de España Guide
Patricia es una ingeniera convertida en creadora de contenidos que lleva más de una década ayudando a los viajeros a navegar su España natal. Además de en su propia web, sus consejos y recomendaciones han aparecido en BBC Travel, CNN, El País y Lonely Planet, entre otros.

Este artículo puede incluir enlaces de afiliados, lo que nos permite ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti. Para más info, haz click aquí.

¿Cuántos palos flamencos diferentes hay?

Desgraciadamente, no hay una respuesta fácil. Sin embargo, en términos generales, se considera que hay más de 50 palos principales. Cada uno de ellos se subdivide a su vez en multitud de categorías y variaciones.

Apasionado espectáculo flamenco en España
Apasionado espectáculo flamenco
© ESPAÑA GUIDE

Palos e improvisación en el flamenco

Para entender los palos del flamenco es necesario conocer primero la importancia de la improvisación en la música flamenca. La improvisación es una parte fundamental de este apasionante arte.

Esto significa que cada palo tiene una parte fija y otra variable. La parte fija es la que permite al grupo de artistas interpretar al compás. La parte variable da paso a la improvisación, que suele ser la parte más cargada de emoción.

¿Cómo identificar cada palo flamenco?

Bailaor flamenco en Madrid
Bailaor flamenco
© ESPAÑA GUIDE

Las principales características que definen cada palo flamenco son:

  • Patrón rítmico (compás). Hay palos de dos, tres, cuatro o doce tiempos. El compás de doce tiempos o alterno es el más característico del flamenco. Por eso, también se le conoce como compás flamenco o de amalgama. Buenos ejemplos de ello son las bulerías y las soleás.
  • Clave o modo. Por ejemplo, las alegrías suelen estar en clave mayor (normalmente Mi mayor o La mayor).
  • Motivo. Los cantes suelen tener una temática recurrente. Por ejemplo, pueden hablar del amor (como los fandangos) o del dolor y la pena (como las seguiriyas).
  • Letra, en cuanto a la estructura de las canciones y el esquema de rima de los versos.
  • Origen geográfico. Buen ejemplo de ello son las zambras, que tienen su origen en las casas-cueva gitanas del barrio del Sacromonte, en Granada, pero también se caracterizan por sus influencias moriscas.

También es habitual que los palos flamencos estén interrelacionados: hay evoluciones, mezclas, subdivisiones, variaciones regionales, etc.

Apoya a España Guide Icono
 
APOYA A
España Guide
Cuando reservas o compras a través de nuestros enlaces de afiliado, nosotros recibimos una pequeña comisión, mientras que tú sigues pagando lo mismo - ¡ganamos todos!
Descubre cómo puedes apoyar a España Guide

¿Cómo se clasifican los palos del flamenco?

Como ya se ha mencionado, hay muchas formas de clasificar los palos flamencos. Una de las categorizaciones más elementales se basa en el estado de ánimo y sentimiento. Todos los palos encajan en una de estas 3 categorías:

  • Cante jondo: la forma más antigua del flamenco. Se caracteriza por emociones profundas y a menudo trata de muerte, angustia y dolor. El estilo del cante es complejo. Ej. soleás, seguiriyas.
  • Cante chico: de ritmo más sencillo, requiere mucha menos inversión emocional. Trata temas más alegres, como el amor, la diversión y el humor. Ej. fandangos, tangos, alegrías, bulerías.
  • Cante intermedio: para palos del flamenco que no pertenecen a ninguna de las dos categorías anteriores. Suele ser más bien un híbrido que incorpora elementos de otros estilos musicales españoles. Ej. granaínas, tientos.
Bailaora con mantón en Sevilla
Bailaora con mantón en Sevilla

Otra clasificación común de los palos flamencos es por por compás:

  • Compás ternario (tres tiempos). Ej. sevillanas, fandangos.
  • Compás binario o cuaternario (dos o cuatro tiempos). Ej. tangos, rumbas, tarantos, tientos.
  • Compás flamenco o de amalgama (12 tiempos o alternos). Es el más característico del flamenco. Ej. bulerías, soleás, alegrías, guajiras.

Ésas son sólo dos de las clasificaciones más populares y básicas, pero la cuestión va mucho más allá. Este gráfico te dará una mejor idea de la complejidad de la clasificación de los palos del flamenco.

Ejemplos de los palos flamencos más famosos

Soleás

Las soleás (o soleares) se consideran la madre de todos los palos flamencos y, sin duda, el más importante. La palabra "soleá" viene de “soledad”. Como tal, estos cantes son muy emotivos, solemnes y tristes.

Soleá – Adela Campallo

Las soleás se caracterizan por un ritmo lento en compás de 12 tiempos. Suelen ser un reto para los artistas, porque requieren una gran habilidad técnica y una profunda conexión emocional con la música. El famoso concepto del duende se experimenta con mayor frecuencia en este estilo flamenco.

Fandangos

Los fandangos son uno de los palos más antiguos del flamenco. Como tal, tienen una historia más compleja y muchas influencias. Con raíces árabes y portuguesas, han ido evolucionando hacia estilos diferentes en cada región andaluza. Por ejemplo: las malagueñas son fandangos de Málaga.

Para que te hagas una idea, ¡sólo en la provincia de Huelva hay 32 estilos diferentes de fandangos!

Fandangos de Huelva – Rancapino Hijo

Las letras de los fandangos suelen tratar sobre el amor y el cortejo. Es un palo muy popular por su ritmo vivo. Suele asociarse a celebraciones y fiestas.

Tangos

Siguiendo con los palos más antiguos, tradicionales y fundamentales del flamenco tenemos los tangos (¡no confundir con el tango argentino!).

Los tangos se consideran un palo flamenco sencillo de 4 tiempos, pero con infinitas variaciones.

Tangos – La Lupi

Son muy animados, festivos y bailables. Las letras hablan de amor y deseo, y los ritmos pegadizos invitan al baile y a la expresión emocional.

Son un palo ideal para empezar a bailar flamenco.

Los tangos pueden ser más largos o más cortos según sean de Cádiz, Málaga, Extremadura... Cuando el ritmo es más lento, se llaman tientos.

Seguiriyas

Las seguiriyas (o seguidillas) son también una de las formas más antiguas y profundas del flamenco. Consisten en canciones sombrías y dramáticas sobre las dificultades de la vida y la muerte.

Seguiriya – Patricia Guerrero, Arcángel y Fahmi Alqhai

Las seguiriyas transmiten sufrimiento y dolor a través del cante, el ritmo pausado y lento y el baile sobrio. Se podría decir que los quejíos tienen incluso más presencia que las letras.

Al igual que las soleás, las seguiriyas están consideradas como uno de los palos más difíciles de interpretar por su complejidad técnica y exigencia emocional.

Alegrías

Las alegrías son originarias de Cádiz y reflejan el carácter local: alegría, buen humor y optimismo. Presentan un tempo medio-rápido en compás de 12 (el mismo compás que la soleá pero un poco más rápido).

Baile por alegrías – Carmen Moreno

Las alegrías son uno de los palos del flamenco más estrictamente estructurados. Comienzan con una salida, seguida de un paseo, silencio, castellana y zapateado. Todo ello sigue un orden estricto y suele rematarse con una bulería.

Bulerías

Las bulerías son un palo muy festivo, probablemente el más alegre y divertido. Son una expresión de la pasión y el ingenio flamencos, con letras llenas de picardía. Las bulerías junto con las soleás son dos de los palos más clásicos del flamenco.

Bulerías – Tomatito

Se dice que las bulerías tienen su origen en los gitanos de Jerez. Se caracterizan por su ritmo rápido y un compás enérgico de 12 tiempos (de nuevo, el mismo compás que la soleá, pero aún más rápido que las alegrías). Están hechas para bailar.

Otra característica principal de las bulerías es su flexibilidad. Son espontáneas y dinámicas, siempre cambiantes. Suelen utilizarse como culminación de otros palos (ej. soleás, alegrías): los bailaores se colocan en círculo y se van turnando para bailar en el centro.

Palos del Flamenco Icono - Bulerías    No hay fiesta flamenca que no termine por bulerías.

Sevillanas

Las sevillanas son uno de los palos más populares pero a la vez uno de los menos "flamencos". Están muy influenciadas por otras músicas folclóricas andaluzas. Algunos puristas del flamenco han llegado incluso a afirmar que las sevillanas no son flamenco.

Sevillanas Corraleras – Rocío Jurado

Las sevillanas son las que se bailan comúnmente en las ferias, tales y como la Feria de Abril de Sevilla. Son canciones ligeras y animadas que suelen bailarse en pareja.

Son un palo estupendo para cualquiera que esté aprendiendo a bailar flamenco.

Sevillanas de Lebrija

Tarantos

Los tarantos son originarios de la provincia de Almería. Representan la agonía del trabajo en las minas. Los cantes hablan de angustia, dolor y sufrimiento: no hay esperanza, sólo muerte y miseria.

Palos del Flamenco Icono - lista de todos los palos del flamenco    Si quieres aprender más, aquí encontrarás la lista completa de palos de la A a la Z de Flamencopolis.

Instrumentación en los diferentes palos del flamenco

Algunos palos del flamenco son más adecuados para el baile, cante o versiones instrumentales.

En general, todos los palos del cante jondo incluyen cante y baile.

Todos los palos del cante intermedio van acompañados de cante.

Dentro del cante chico, hay más variaciones. Las rondeñas se tocan principalmente en la guitarra, normalmente sin cante y casi nunca con baile. Las boleras normalmente no se acompañan con cante, mientras que las milongas y los zorongos no se acompañan con baile. Sin embargo, otros palos del cante chico están definitivamente hechos para el baile, como las bulerías y las alegrías.

Algunos géneros del flamenco pertenecen a una categoría denominada cantes a palo seco. Esto significa que se cantan a capella, sin acompañamiento instrumental. Buenos ejemplos de ellos son las tonás, martinetes, carceleras, trillás y saetas.

Flecha para subir al comienzo de la página
Espera, ¡no me cierres!

¿España Guide te está ayudando a planear tu viaje?

Si es así, por favor reserva tu alojamiento a través de los enlaces a booking.com que aparecen en nuestra web o utilizando el siguiente enlace:
https://www.booking.com/?aid=1802409

Así tú consigues los hoteles al mejor precio y, al mismo tiempo, nosotros nos llevamos una pequeña comisión (no supone ningún gasto extra para ti) que nos permite continuar trabajando en España Guide. ¡Todos salimos ganando!